Explicación del final de ‘Somewhere Quiet’ y resumen de la película: ¿Cómo atormentó Madelin a Meg?

Después de ver Somewhere Quiet, me sentí realmente conmocionado. La película de suspenso y terror de Olivia West Lloyd explora el estado emocional de Meg como una mujer que atravesó una grave crisis psicológica después de ser secuestrada. Como espectadores, uno realmente podía sentir el dolor y el estado de confusión de Meg mientras luchaba por darle sentido a todo lo que le estaba sucediendo. Era como estar en un sueño aterrador, donde nada parecía real a su alrededor. El marido de Meg, Scott, no parecía entender por lo que estaba pasando y su prima, Madelin, era francamente mala con ella, lo que empeoró la situación. Somewhere Quiet tuvo esta vibra espeluznante durante todo su tiempo de ejecución, lo que hizo que todo pareciera aún más aterrador. Cuando Meg visitó la antigua cabaña de la familia de Scott, fue como si estuviera enfrentando a sus demonios de frente. Fue difícil verla enfrentar las cosas terribles que le sucedieron y me hizo preguntarme si Meg encontrará el coraje para enfrentar sus miedos o si sucumbirá a su trauma, alejando a sus seres más cercanos y sellando su propio destino. .

Spoilers por delante

¿Qué cosas aterradoras experimenta Meg?

Mientras Meg y Scott se dirigen a una cabaña remota, Meg se encuentra con algunos incidentes realmente aterradores que le trastornan la cabeza. Primero, en una gasolinera, ve un cartel con su cara que dice que ha desaparecido, lo que la asusta, insinuando un trauma pasado que todavía la persigue. Eso la hace dudar de su marido y sentirse súper vulnerable. Cuando llegan a la cabaña, las cosas se ponen aún más extrañas. Meg comienza a ver cosas después de llegar a la cabaña, como una dama extraña en la jungla, lo que la hace sentir como si alguien la estuviera mirando. Dentro de la cabaña, las cosas se vuelven aún más extrañas cuando ve a Scott sonámbulo y se acerca demasiado a ella. Pero cuando ella le cuenta a Scott sobre esto a la mañana siguiente, él actúa como si nunca hubiera sucedido. Para empeorar las cosas, Meg encuentra un plato roto una noche, pero ya no está al día siguiente, dejándola confundida y paranoica. Intenta hablar con Scott sobre sus sentimientos, pero luego aparece su prima, Madelin, lo que hace que Meg se sienta aún más incómoda.

Meg sigue teniendo alucinaciones y lucha por controlar sus emociones. Meg intenta evitarla, pero todavía se ve envuelta en cosas, y el comportamiento insensible de Madelin hacia Meg tampoco ayuda. Se sincera con Scott sobre lo mal que se siente, como si estuviera atrapada en su propio pasado de pesadilla, y recuerda cómo solía contar los pasos de sus secuestradores para prepararse para el tormento que estaba a punto de enfrentar. Pero luego comienza a notar una relación extraña entre Scott y Madelin, como si fueran demasiado cercanos, y sus gestos íntimos y miradas intercambiadas despiertan sospechas dentro de Meg. Como si eso no fuera suficiente, un tipo llamado Joe en la playa le dice a Meg que Scott estuvo aquí antes del invierno pasado, lo que Scott nunca mencionó. Meg comienza a sentir que no puede confiar en nadie, especialmente en Scott. Intenta distraerse arreglando una vieja bicicleta en el garaje, pero en el fondo sabe que algo no anda bien en su relación con Scott. Todo esto deja a Meg sintiéndose aislada e insegura de lo que es real y en quién puede confiar. Está desesperada por respuestas sobre quién hizo el secuestro y una salida al lío psicológico en el que está atrapada.

¿Cómo atormentó Madelin a Meg?

Mientras Meg deambulaba por el bosque, se topó con la casa de Madelin y entró esperando un respiro. Pero en cambio, se encontró en un lugar lleno de inquietantes recordatorios de la muerte. Un retrato del hermano pequeño de Madelin ahogado colgaba de la pared, proyectando una sombra sobre la ya ansiosa mente de Meg. La charla informal de Madelin sobre el sufrimiento y la pérdida sólo aumentó la incomodidad de Meg, preparando el escenario para lo que estaba por venir. En el depósito de chatarra de afuera, Meg encontró el plato roto que había visto antes en su cabaña, a pesar de que Scott dijo que no estaba allí. Esta contradicción dejó a Meg confundida y nerviosa. Durante la cena, la inquietud de Meg aumentó mientras Scott y Madelin se reían y bromeaban, haciéndola sentir como una extraña en su propia casa. Cuando Madelin intentó tomar el plato de Meg antes de que terminara de comer, Scott restó importancia a la incomodidad de Meg, haciéndola sentir aún más ansiosa, diciendo que Meg no sabía comer delante de los demás. Esto intensificó aún más la ansiedad de Meg, impulsándola a devorar su comida a toda prisa. Esa noche, la disculpa de Scott por los secuestradores que envenenaron su comida le trajo recuerdos dolorosos a Meg, lo que llevó a una tensa discusión que los dejó a ambos conmocionados. A la mañana siguiente, Scott se disculpó con Meg y le dijo que haría cualquier cosa por ella. Meg quería salir de ese lugar lo antes posible, pero un neumático pinchado retrasó su salida, dejando a Meg sintiéndose atrapada y frustrada.

Buscando distracción, Madelin sugirió que vinieran a la vieja cabaña para pasar una noche de juegos divertida y distraerse. Pero Meg se sintió aún más aislada cuando Scott y Madelin comenzaron a socializar sin ella, haciéndola sentir que no pertenecía a ellos. Ver la cita del plato roto en un juego de charadas sólo aumentó la paranoia de Meg. Las cosas tomaron un giro oscuro en la playa cuando Meg vio que Scott y Madelin tenían intimidad, lo que la hizo sentir enferma y disgustada. Incapaz de soportar estar cerca de ellos por más tiempo, Meg huyó en su bicicleta y mató accidentalmente al perro de Madelin en el proceso. Cuando Meg regresó a la cabaña, descubrió a Scott y Madelin hablando a sus espaldas, lo que confirmó sus sospechas de que algo andaba muy mal. Furiosa, Meg irrumpió en la casa de Madelin, solo para encontrar un documento impactante que describía la necesidad de ayuda para Meg como persona incapacitada. De repente, Madelin apareció de la nada y le pidió ayuda a Meg para encontrar a su perro perdido. Pero Meg, preocupada de que Madelin se enojara, confesó que había matado accidentalmente al perro y la había golpeado por detrás para que Madelin no pudiera atacarla. Cuando Madelin se despertó, Meg exigió saber si Madelin o Scott habían planeado su secuestro.

En una escalofriante respuesta, Madelin sugirió que Meg estaba condenada a sucumbir a su tormento, incapaz de separar la realidad de la ilusión. Insinuó que Meg podría convertirse en una carga o incluso quitarse la vida. Los gritos de Meg resonaron con el peso de su trauma mientras luchaba con las horribles implicaciones de las palabras de Madelin. La confrontación se intensificó cuando Scott entró en la habitación, y Meg lo acusó de orquestar su secuestro para su propio beneficio financiero del fondo fiduciario de Meg. Scott negó las acusaciones, pero su agresión hacia Meg sólo alimentó su miedo. Aterrorizada por su vida, Meg corrió hacia la jungla, atormentada por visiones de pesadilla de Scott y Madelin conspirando para ahogarla en la playa.

Durante el final de Somewhere Quiet, Meg intenta escapar de la terrible situación en la que se encuentra. Meg se sube a un coche que pasa con una pistola en la mano, desesperada por alejarse de la cabaña y del dolor causado por las traiciones de Madelin y Scott. Pero cuando Meg se aleja, se da cuenta de que no sabe adónde va. Se pregunta si marcharse realmente la ayudará a escapar de los terribles recuerdos que la atormentan. Meg se siente atrapada, como si estuviera atrapada en un laberinto de sus propios pensamientos y miedos. Se pregunta si alguna vez podrá liberarse de la oscuridad dentro de su mente. Sin nadie que la ayude, Meg se siente perdida y sola, agobiada por el peso de su sufrimiento. Quizás las palabras de Madelin tuvieran un atisbo de verdad: de hecho, se había convertido en una carga, no sólo para ella misma sino para todos los que la rodeaban. Tal vez al estar atrapada en las inquietantes garras de su pasado, podría convencerse a sí misma de que, en lugar de agobiar a los demás, debería finalmente buscar consuelo poniendo fin por completo a esa existencia de pesadilla.

Desarrollado por JustWatch