Explicación del final de ‘Esqueletos en el armario’ y spoilers de la película: ¿Valentina salvó a su hija?

Los instintos y emociones maternales constituyen una base sólida en las narrativas de las películas de terror y, cuando se combinan con un subtexto religioso-cultural bien elaborado, pueden dar origen a clásicos atemporales. Quizás un tono primario común permita una asimilación perfecta de temas de maternidad y religión, como se ve en varios títulos aclamados a lo largo de los años. La última aventura del director bangladesí-estadounidense Asif Akbar, Skeletons in the Closet, intentó recrear esa magia basándose en leyendas del catolicismo popular mexicano dentro de la herencia familiar latinidad. En cambio, una trama atroz y enrevesada, una caracterización inexistente y unos efectos visuales deficientes hacen de esta película un desastre horrible, que sólo sirve para difamar las últimas fases de la carrera de su prolífico reparto. El abismo entre la intención y la aplicación es tan grande en el esfuerzo cinematográfico de esta que incluso los fanáticos del terror más acérrimos que se han vuelto tolerantes con las peores películas de serie B la encontrarán una excusa tibia y aborrecible para una película.

Spoilers por delante

¿Por qué Mark Trudeau acudió a Madame Futura?

Skeletons in the Closet gira en torno a la familia Trudeau: la pareja amorosa Mark y Valentina, y su hija Jenny. Como padres trabajadores que viven en Las Vegas, la pareja lucha por mantenerse en pie, pero hace todo lo posible para brindarle a Jenny la vida que se merece. Las cosas empiezan a ir mal cuando el cáncer de Jenny regresa y plantea el riesgo de extenderse a su cerebro, y un seguro médico defectuoso resulta inadecuado para cubrir los gastos médicos. Al mismo tiempo, Mark es despedido de su trabajo, lo que acorrala aún más a la familia, ya que sin una cantidad sustancial de dinero a su disposición, el tratamiento de Jenny sigue retrasándose. Valentina, por otro lado, comienza a ser atormentada por visiones de una aparición fantasmal (una dama vestida de blanco) y busca ayuda del pastor de la iglesia local, el padre Francisco, quien había jugado un papel crucial en su educación. Sin embargo, después del diagnóstico de Jenny, la fe de Valentina se tambalea y le resulta difícil aferrarse a sus creencias. Las visiones de la dama de blanco continúan atormentándola, y una estatua de la Santa Muerte, que perteneció a su madre, Celia, comienza a aparecer inexplicablemente en su casa. Mientras Valentina intenta ocuparse de su vocación de enfermera, se da cuenta de que de alguna manera su presencia está empeorando la condición de los pacientes enfermos, especialmente los niños, y comienza a asustarse.

Un Mark desesperado acude a su hermano preso, Anders, en busca de ayuda, ya que necesita una gran suma dentro de unos días para comenzar el tratamiento de Jenny, e incluso está dispuesto a optar por opciones turbias para ello. Anders lo envía con un notorio usurero, Miguel, pero no menciona los terribles términos que suelen implicar sus propuestas. Miguel acepta darle a Mark la mitad del monto, pero al hacerlo, también amenaza con dañar a la familia de Mark si no paga el monto a tiempo. Más tarde, Mark, preocupado, culpa a su hermano por meterlo en problemas y, para calmar sus preocupaciones, Anders lo lleva a una psíquica llamada Madam Futura.

Inicialmente escéptico sobre la naturaleza supuestamente ridícula y ficticia de tales tarifas, Mark pronto se da cuenta de que Futura tiene un conocimiento profundo e íntimo de los problemas que enfrenta su familia en este momento. Las mentes debilitadas se aferran a cualquier posibilidad de mejora, y dada la situación difícil en la que se encuentra Mark, no es de extrañar que se convenza fácilmente de la promesa de Futura de ayudarlo cuando decide llevar a su esposa al psíquico para buscar ayuda. para su hija. Futura envía a Mark y Valentina a otro psíquico conocido simplemente como Luc, quien le pide a la pareja que le informe qué están dispuestos a poner en juego a cambio de la vida de Jenny y les da un día para decidir.

¿Cómo se relaciona el pasado de Valentina con la condición de Jenny?

Los hombres de Miguel vienen a visitar la casa de Mark para recordarle de inmediato las consecuencias que podría enfrentar si no devuelve la suma que le habían dado, y la comprensión de que había tomado una decisión horrible continúa atormentando a Mark. Los avistamientos fantasmales continúan preocupando a Valentina al mismo tiempo, y también comienza a tener destellos de su pasado, especialmente de la muerte de su madre.

Siguiendo la propuesta de Luc, Mark y Valentina comparten su oferta con él, y él acepta la oferta de Valentina. Cuando Valentina visita a Luc a solas, él parece estar muy interesado en el pasado de Valentina, recordándole continuamente que se le debe una vida a cambio de otra vida mientras comparte otra visión de la muerte de Celia con Valentina. Según el trato que Valentina hizo con Luc, las fuerzas místicas reorganizan el destino de su familia, ya que en poco tiempo Jenny resulta estar completamente curada del cáncer y Miguel parece no estar interesado en molestar a la familia de Mark por dinero. Sin embargo, las visiones fantasmales y la presencia de la Santa Muerte continúan molestando a Valentina, y decide buscar el consejo de Madam Futura para aprender más sobre la conexión. Futura afirma que la madre de Valentina, Celia, era una “Ayudante” como ella, una devota de la Santa Muerte, la diosa de la muerte, y ayudaba a los desventurados mediante asistencia espiritual. Valentina y Mark acuden al padre Francesco con la esperanza de descubrir el oscuro secreto de su pasado, que ya casi no recuerda, y el pastor comparte una revelación inquietante. Al igual que Jenny, Valentina también sufrió cáncer durante su infancia y Celia sacrificó su vida a la Santa Muerte para salvarla. Francisco dice que la aparición que Valentina está viendo últimamente es el espíritu de Celia, que aún no ha pasado al más allá, posiblemente para protegerla de amenazas aún desconocidas.

Justo en ese momento llega de la nada el padre de Valentina, Santeros, quien solía ayudar a Celia en sus trámites espirituales. Santeros afirma que el sacrificio de Celia a la Santa Muerte no le salvó la vida y que había hecho un trato con Luc. Resulta que Luc fue cómplice de un demonio todo el tiempo, que curó a Valentina con la perspectiva de recuperar su alma cuando fuera el momento adecuado. O tal vez Luc sea el propio Lucifer disfrazado, mientras atrapa a las desafortunadas víctimas en los tratos proféticos. El espíritu de Celia, junto con la Santa Muerte, estaba tratando de advertir a su hija que no cometiera el mismo error que cometieron Santeros, pero ya era demasiado tarde para eso, ya que Valentina ya hizo el trato mortal con Luc también. Por lo tanto, a menos que se cumpla el trato, que exige una vida a cambio de otra, la maldición afectará también a Jenny y a todo el linaje familiar.

¿Valentina pudo salvar a su hija?

Para que el alma de Celia descanse, Valentina, Mark y Santeros visitan el hogar ancestral de Celia, donde ella dio su último suspiro, para enterrar sus cenizas, que Francisco había estado custodiando desde el fatídico incidente. Sin embargo, mientras entierran sus restos, aparece Luc para recordarle a Valentina su trato, y la entidad demoníaca toma la forma de un espantapájaros para perseguirlos. El trío corre hacia un granero cercano y Mark decide quedarse para proteger a Valentina, pero fue en vano, ya que la entidad lo deja inconsciente. Durante el enfrentamiento final, Santeros se involucra en una batalla con la entidad, y Celia aparece en su forma espiritual para consolar a Valentina. Celia repite lo que su hija ya se dio cuenta para entonces: que para deshacerse de la maldición, tiene que sacrificar su vida a la entidad demoníaca. Valentina, agraviada, lo hace, mientras el granero se incendia y Mark sale como el único superviviente del incidente.

Días después, Mark y Jenny parecen embarcarse en un viaje por todo el país, presumiblemente para hacer frente a la reciente pérdida que ha sufrido la familia. Cuando salen de una parada en boxes para continuar su viaje por carretera, se muestra que Luc observa al dúo desde lejos y opina que volverán con él en el futuro. A medida que termina la película, queda bastante claro que la familia Trudeau no ha visto el final de sus desgracias relacionadas con el ocultismo, y los espectadores podrían preguntarse si Valentina desempeña el papel de espíritu guía, similar a lo que su madre intentó hacer antes de animarse. lejos. Al parecer, el mensaje que la película intenta enmarcar se pierde en el intrincado lío de una trama, ya que sorprendentemente evita abordar las consecuencias de la acción de Mark y Anders de involucrar a la familia en una situación peligrosa. En cambio, Valentina sufre en una situación que escapa a su conocimiento y control y es víctima de los inescrutables caprichos del destino.

Desarrollado por JustWatch