Connor Reed en ‘Código 8: Parte II’, explicó: ¿Cómo ayudó Connor a Pavani?

La película Código 8: Parte II del director Jeff Chan muestra la historia de un ex convicto llamado Connor que se entrega bajo custodia policial después de la muerte de su madre, buscando enmendar su participación en tratos corruptos con Garrett y sus asociados. Había entrado en este negocio ilícito para conseguir dinero para el tratamiento de su madre. Sin embargo, cuando ella fallece, él se da cuenta de su deseo de que él acepte sus poderes mutantes para siempre en una sociedad llena de corrupción. Connor sale de la cárcel después de cumplir su condena y se reencuentra con Garrett. Esta vez, Connor está decidido a mantenerse alejado de actividades ilícitas. Sin embargo, se enfrenta a desafíos cuando conoce a Pavani, una joven que busca justicia para su hermano, que ha sido agraviado por agentes de policía corruptos. A través de sus esfuerzos por combatir el sistema legal y garantizar justicia para el hermano de Pavani, Connor demuestra varios rasgos de carácter admirables, como ser un protector, un buscador de la verdad y un ayudante genuino. Pero, ¿cómo derrota a las personas que les han hecho daño? Eso es lo que estamos a punto de descubrir en esta explicación.

Spoilers por delante

¿Por qué Connor llevó a Pavani a su casa?

Después de salir de prisión, cuando Garrett intenta hablar con él, Connor lo ignora porque sabe que debe mantenerse alejado de él y de toda la corrupción con la que está asociado. Garrett quiere ayudar a Connor ya que salvó a Garrett y su equipo y se entregó, lo que le permitió a Garrett mantener el control sobre el tráfico de drogas Psyke, que involucra una sustancia elaborada a partir del líquido cefalorraquídeo de individuos poderosos. Connor intenta vivir una vida digna trabajando en el centro comunitario, realizando tareas como fregar pisos y talar árboles. Sin embargo, se están gestando problemas ya que las personas con habilidades mutantes que intentan trabajar en la fabricación enfrentan discriminación por parte de los nuevos agentes de policía robóticos del LCPD llamados Guardianes. Estos Guardianes están destinados a combatir a criminales poderosos, pero sus acciones letales son motivo de preocupación. La policía está considerando reducir el número de Guardianes y agregar caninos robóticos no letales para garantizar la seguridad de Lincoln City. Como Garrett está involucrado en el negocio de las drogas, soborna a la policía para que su operación funcione sin problemas.

Para pagarle al sargento Kingston, Garrett deja una bolsa de dinero. Desafortunadamente, el hermano de Pavani, Tarak, toma el dinero para ayudar a pagar la educación de Pavani. Sin embargo, un perro robot K9 ataca a Tarak y le inyecta una dosis mortal de la droga. Pavani intenta salvar a su hermano, pero también es atacada. Por suerte, Pavani es un transductor a través del cual puede convertir energía de una forma a otra, y logra controlar el poder del perro robot, escapando para buscar refugio en el centro comunitario donde trabaja Connor. Cuando Pavani le cuenta a Connor lo que pasó, él se da cuenta de que necesita protegerla. Sabe que la policía corrupta podría perseguirla desde que presenció la muerte de su hermano. Además, sabe que los perros K9, destinados a salvaguardar a la comunidad, en realidad reciben órdenes de sargentos de policía corruptos de matar gente. Connor comprende el peligro que podría enfrentar Pavani, especialmente si intenta exponer la verdad a la comunidad. Connor lleva a Pavani a su casa como refugio temporal cuando ve a la policía llegar al centro comunitario para atacarla. A pesar de los riesgos, Connor está decidido a mantener a Pavani a salvo y descubrir la verdad detrás de las acciones corruptas de la policía y los mortíferos robots K9.

¿Por qué Connor aceptó la ayuda de Garrett?

La policía se acerca a la puerta de Connor y utiliza drones para rastrearlos. Mientras Connor y Pavani intentan huir, los Guardianes emergen para atacarlos. Sin embargo, la energía eléctrica de Connor le permite derrotar a los Guardianes, y Pavani ayuda interrumpiendo las señales de seguimiento del dron, impidiéndoles seguirlo. Al darse cuenta de que necesitan ayuda, Connor comprende que Garrett es su mejor opción. A pesar de su enemistad pasada, Connor recuerda que Garrett le debe algo por salvarlo. Por lo tanto, Connor le pide a Garrett que le proporcione a Pavani una nueva identidad, un lugar seguro donde quedarse y algo de dinero para su seguridad. Al escuchar esto, Garrett acepta tomar a Pavani bajo su protección y le ofrece un trabajo con las personas poderosas que entrena.

Consciente de las habilidades de Pavani como transductora y de su participación en la desactivación del robot K9, Garrett decide borrar el recuerdo de la muerte de su hermano, liberándola de cualquier obligación emocional. Sin embargo, Connor, preocupado por el bienestar de Pavani y la verdad, decide revelarle a Pavani que su memoria quedará alterada. Él le promete que la acompañará, asegurándose de que sepa la verdad sobre su situación antes de aceptar el plan de Garrett. Pero Connor se da cuenta de que Garrett mintió acerca de borrar sólo el recuerdo de la muerte de Tarak.

Garrett en realidad tenía la intención de borrar por completo cualquier recuerdo que Pavani tenga de su hermano, eliminando cualquier carga emocional que pudiera llevar. Esto enfureció profundamente a Connor porque comprende el significado de los lazos familiares y se identifica con la pérdida de Pavani, sabiendo que ella solo tenía a su hermano, al igual que él solo tenía a su madre antes de su fallecimiento. Así, Connor electrocuta a Garrett y sus subordinados para proteger a Pavani de sus nefastos planes para explotar sus poderes. Huyen de la escena al darse cuenta de que deben abandonar la ciudad por su seguridad. Se llevan el auto de Mina, la supervisora ​​del centro comunitario. Pero en el camino, Garrett y la policía los emboscan. La policía cree que Garrett le dispararía a Connor, pero no es así. Esto lleva a la pérdida de los asociados de Garrett cuando los Guardianes les disparan. Lamentablemente, Mina también perdió la vida en el tiroteo. Sin otras opciones, Connor busca de mala gana la ayuda de Garrett nuevamente, confiando en él para proteger a Pavani. A pesar de su problemática historia, Connor sabe que tiene que confiar en Garrett para mantener a Pavani a salvo de los ataques.

¿Cómo derribó Connor al sargento Kingston?

Connor, junto con Pavani y Garrett, fueron a la casa del sargento King para recuperar al perro K9. Su objetivo era exponer la corrupción policial a la comunidad, ya que el perro robótico había registrado la muerte de Tarak, revelando la verdad de que la policía, dirigida por Kingston, era la verdadera amenaza para la sociedad, no Tarak. Pero después de tomar el robot, Garrett le quitó la cabeza, donde estaba almacenada su memoria, ya que pensó en amenazar a Kingston con ella para poder usarla como palanca. Connor se dio cuenta de su error al confiar una vez más en Garrett.

Cuando la policía llegó para atacar, Connor tomó la mano de Pavani e intentó escapar. Sin embargo, el perro K9 atacó a Connor, inyectándole la droga Psyke tal como le habían hecho a Tarak. Pero Pavani, usando su poder de transductor, tomó el control del robot y lo volvió contra sus atacantes. El esfuerzo pasó factura a Pavani, dejándola mareada y sangrando. Connor, al ver su condición, la condujo fuera del edificio. Connor aprovechó la oportunidad, tomó una cámara de un reportero y transmitió en vivo la victimización del hermano de Pavani por parte de la policía, exponiendo sus acciones ilegales para obtener ganancias monetarias y la explotación de la confianza pública por parte del sargento King. La ciudad entera fue testigo del desarrollo de la verdad.

Por tanto, las acciones de Connor reflejan su nuevo sentido de moralidad y responsabilidad. A pesar de enfrentar numerosos desafíos y traiciones, siempre elige el camino de la rectitud con su coraje e integridad. Es digna de mención la forma en que cuidó a Pavani y buscó justicia para ella. Al final de la película, el arco del personaje de Connor cierra el círculo cuando se le muestra trabajando en el centro comunitario. Esta elección simboliza su compromiso de generar un impacto positivo en la sociedad, particularmente en niños más pequeños como Pavani, brindándoles un ambiente seguro y enriquecedor para que jueguen y aprendan, cumpliendo el sueño de Mina y su madre.