Cómo arreglar el mando de Xbox One que no se conecta a la consola

Solución a Cómo arreglar el mando de Xbox One que no se conecta a la consola. El juego es realmente divertido y entretenido, siempre y cuando no te enfrentes a ningún problema. Sin embargo, en el momento en que aparece un problema, puede resultar muy frustrante. La desconexión de los controladores viene en la misma categoría. Esto puede ser debido a una variedad de razones dependiendo de diferentes escenarios. Estos incluyen otros periféricos inalámbricos que interfieren con la conexión, controladores de controladores obsoletos, problemas de rango, etc.

Cómo arreglar el mando de Xbox One que no se conecta a la consola

No obstante, no tiene que preocuparse por nada, ya que la mayoría de los problemas relacionados con el controlador se pueden resolver con bastante facilidad. Por lo tanto, relájese y revise este artículo en el que analizaremos las causas de la desconexión en detalle y luego le proporcionaremos una lista de soluciones que puede aplicar para solucionar su problema. Por supuesto, todas las soluciones podrían no funcionar para usted, ya que dependen de la situación. Por lo tanto, revísalos todos hasta que tu problema haya sido aislado.

¿Qué hace que el controlador de Xbox One se desconecte?

Después de analizar el problema, hemos encontrado las siguientes razones para hacer que el Controlador Xbox One se desconecte con frecuencia o no se conecte en absoluto.

Otro dispositivo inalámbrico que interviene: Es posible que el controlador no pueda conectarse a su consola porque otro dispositivo inalámbrico en su hogar está interfiriendo con la conexión. Esto se debe a que la mayoría de los productos electrónicos utilizados en nuestros hogares utilizan el mismo espectro; evitando así la conexión.
Controlador fuera del rango de conexión: El problema también puede surgir si está demasiado lejos de la consola. Esto se debe al hecho de que cada consola tiene su propia región de conexión. Por lo tanto, si se aleja demasiado de su consola, su controlador no podrá conectarse a su consola.
Baterias muertas: Los controladores de Xbox One pueden funcionar mal cuando la vida útil de la batería de las baterías insertadas en el controlador está al borde de la muerte. El uso de baterías débiles evitará que el controlador funcione correctamente.
Controladores obsoletos del controlador: Como cualquier otro dispositivo, sus controladores operan usando los controladores instalados en ellos. Los controladores desactualizados o dañados pueden provocar un mal funcionamiento del controlador.
Límite de los controladores conectados alcanzados: Solo puede conectar ocho controladores a una consola Xbox One a la vez. Por lo tanto, si ya hay ocho controladores conectados a la consola, no podrá conectar más controladores.

Ahora que hemos analizado las posibles causas de la desconexión del controlador, utilice las soluciones que se detallan a continuación para evitar su problema.

Solución 1: Revise las baterías

Lo primero que debe hacer si su controlador se desconecta con frecuencia o no se conecta es revisar las baterías dentro del controlador. Varios problemas a menudo son causados ​​por baterías débiles dentro del controlador que también incluyen una fuerza de conexión débil. Por lo tanto, saque las baterías y reemplácelas por nuevas completamente cargadas.

Solución 2: Reducir la distancia

Estar demasiado lejos de la consola también puede causar problemas de conexión. Cada consola tiene un campo o rango de conexión específico dentro del cual, los controladores pueden conectarse a la consola. Sin embargo, si está fuera del rango de conexión, es decir, la distancia entre el controlador y la consola es relativamente grande, no podrá establecer una conexión. Por lo tanto, acérquese a la consola y luego intente establecer una conexión.

Solución 3: apagar otros dispositivos inalámbricos

Si tiene dispositivos electrónicos cerca de la consola, eso también podría ser un factor en la desconexión del controlador. La mayoría de los dispositivos eléctricos utilizan el mismo espectro para la comunicación debido a que la interferencia puede ser causada por otros dispositivos. A partir de ahora, no podrá conectar su controlador a la consola. En tal caso, asegúrese de apagar los otros dispositivos o simplemente alejarlos de la consola para eliminar la interferencia causada. Después, intente conectarse de nuevo para ver si soluciona el problema.

Solución 4: Desconecte otros controladores conectados

Todo el mundo cree tener un montón de controladores exquisitos. Si tiene muchos controladores conectados a la consola al mismo tiempo, no podrá conectar más controladores después del octavo. En tal caso, tendrá que desconectar los otros controladores presionando el botón Xbox y seleccionando Controlador apagado en la pantalla. Después, continúe conectando el controlador que ha estado intentando conectar.

Solución 5: Actualizar los controladores

Los problemas de conexión también pueden ser causados ​​por los controladores obsoletos del controlador. Por lo tanto, asegúrese de que está ejecutando la última versión del firmware para su controlador respectivo. Aquí está cómo actualizar los controladores:

Enciende tu Xbox One y conectarse a Xbox Live.
presione el Xbox botón.
Después, seleccione Sistema> Configuraciones y luego ir a Kinect y dispositivos.
Luego, navega a Dispositivo y accesorios y elige el controlador que quieres actualizar.
Kinect y dispositivos
Seleccionar Información del dispositivo o la tres puntos.
Ahora, seleccione la Versión de firmware cuadro de diálogo y luego seleccione Actualizar ahora.
Actualizando el Controlador
Espera a que se complete.

Solución 6: utilizando un cable USB

Si su problema persiste, incluso después de haber probado las soluciones indicadas anteriormente, en ese caso tendrá que renunciar a la funcionalidad inalámbrica de su controlador y usar un cable USB para conectarlo a la consola. Si funciona bien, entonces hay algún problema con su controlador o su consola.

Si tiene curiosidad, puede intentar conectar su controlador a otra consola para localizar el problema. En caso de que el controlador se conecte bien, entonces esto significa que hay algún problema con su consola. Si no lo hace, entonces el problema está en su controlador.

Loading...
Loading...